ALCANCES Y RESPONSABLES.

Aplica para todo el personal de la Institución que participa en la atención del usuario. La aplicación del presente manual es  responsabilidad de todo el personal de la Institución: asistencial y administrativo.

GENERALIDADES

 

La seguridad de los pacientes se ha convertido en un reto para todas las instituciones de salud, puesto que la demanda por parte de los pacientes se ha venido incrementado al paso del tiempo, al igual que la presentación de eventos adversos inherente o no a la atención prestada, de tal modo que la presentación u ocurrencia de daños a los pacientes causa alteraciones a nivel de la prestación de los servicios, no siempre atribuibles a la negligencia de un individuo en particular sino más bien explicables por la ocurrencia de errores en la ejecución durante el desarrollo de procesos, por tal razón se deben realizar acciones encaminadas a garantizar seguridad completa y continua permanentemente en cada servicio durante la estancia de un paciente en la institución.

Para que un sistema de atención en salud sea seguro se hace necesaria la participación de todos los actores involucrados en la prestación de los servicio, tener compromiso y pertenencia para realizar un seguimiento continuo durante la prestación de un servicio por parte de todo el equipo de salud, con el fin de poder detectar las posibles causas o factores que conlleven a un riesgo para los pacientes. La Seguridad del Paciente implica la evaluación permanente y proactiva de los riesgos asociados a la atención en salud para diseñar e implantar de manera constante las barreras de seguridad necesarias y así evitar o disminuir las causas atribuibles para la presentación de cualquier evento adverso. Este protocolo aplica para cada uno de los servicios como: urgencias, hospitalización, consulta externa, promoción y prevención. Es responsabilidad de todo el personal de salud.